Datos en alza en las últimas tres campañas

Una vez terminada la temporada El Plantel Semilleros ha hecho balance de la actividad experimentada durante las campañas de 2013, 2014 y 2015, tanto en sus centros ubicados en el poniente como en el levante de la provincia almeriense.

La empresa almeriense ha valorado la evolución de los principales cultivos, tanto en su formato convencional como en injerto, siempre en función de su volumen de producción durante estos tres últimos años. Datos que han sido calificados como muy satisfactorios ya que, en términos generales, las cifras de venta van en alza. A esto ha contribuido, sin duda alguna, el incremento del número de clientes unido al aumento de agricultores que surgen cada año.

Poniente-Almeriense

Haciendo balance, destaca el incremento de plantas de calabacín y guisante, sencillos a la hora de cultivar y con una duración a medio-corto plazo. También hay que tener en cuenta que se realiza mucha siembra directa, lo que desvirtúa un poco la cifra en ambos cultivos.

En cuanto a la berenjena, la demanda de esta planta se ha regido más por la evolución que los precios del producto han registrado en el año anterior a la planificación de su cultivo. Una tendencia que coincide tanto en el poniente como en el levante de la provincia.

No obstante, una característica muy significativa del centro ubicado en el levante almeriense ha sido el crecimiento de los injertos de tomate y de sandía, a pesar de la escasez de terreno para explotar en la zona.

Levante-Almeriense

En ambos tipos de injertos, realizados por El Plantel Semilleros, resaltan las ventajas de una mayor masa radicular, vigorosidad y vitalidad de la planta.