La lucha integrada en El Plantel Semilleros garantiza el bienestar de las plantas

Lucha Integrada

El Plantel Semilleros aplica desde hace años la lucha integrada por ser una técnica respetuosa con el medio ambiente, ya que utiliza mecanismos naturales de regulación, teniendo en cuenta la rentabilidad de las explotaciones y la protección del entorno.

Y es que la lucha integrada es una actividad más que eficaz para que en este semillero las plagas no tengan cabida y los cultivos estén a salvo de posibles amenazas.

Planta Sana sin plagas

Nesidiocoris es el nombre del mírido que en El Plantel Semilleros mantiene a raya a la mosca blanca, la araña roja, el trips en el tomate e incluso la Tuta absoluta. Tanto los adultos como las ninfas son muy voraces y se alimentan de varias especies de insectos y ácaros. Los huevos y las larvas de mosca blanca son su principal presa, pero también depreda los huevos de la polilla de Tuta absoluta.

Para ello, el departamento técnico del semillero lleva a cabo las sueltas directas de este depredador en las instalaciones bajo plástico de El Plantel Semilleros, cuyas condiciones ambientales favorecen que las poblaciones de Nesidiocoris crezcan rápidamente. Así se consigue un fuerte control de las plagas desde la primera fase de crecimiento de la planta. Es este mismo departamento el que cuidadosamente controla el comportamiento de este depredador para recoger resultados tras las sueltas.

Bandeja con planta controlada

En definitiva, no se busca destruir la plaga sino mantenerla por debajo de umbrales de tolerancia, de tal manera que la cosecha no se vea afectada.