Plantas reservorio como método de control biológico

Planta Reservorio El Plantel Semilleros

De forma natural y eficaz, así actúan las plantas reservorio o plantas muralla para el control de plagas. El Plantel Semilleros abastece a sus clientes de este tipo de plantas huésped que vende en función del tipo de cultivo que se quiera proteger.

Y es que las plantas reservorio actúan como trampas para las plagas evitando que éstas infecten el cultivo principal, o bien como punto de atracción de insectos beneficiosos que actúan como enemigos naturales de los malos bichos, luchando de forma biológica. Para garantizar la efectividad de estas plantas, se siembran de forma intercalada con el cultivo que se quiere proteger de tal manera que la planta reservorio hace de cortafuegos natural frente a posibles depredadores de la cosecha.

Planta Reservorio 02

Existe una amplia variedad de plantas reservorio, cuya elección dependerá del cultivo principal, aunque lo más importante a tener en cuenta es que sean lo más llamativas para las plagas que se quieren controlar.

El Plantel Semilleros se encarga de asesorar a sus agricultores de cuáles son las más idóneas, ya que puede tratarse de plantas de la misma especie que la del cultivo principal pero en distinta fase de crecimiento, por ejemplo en floración. Además, este semillero también informa a sus clientes de la mejor ubicación y momento para su plantación.

Planta Reservorio 03

Las ventajas que suponen estas plantas reservorio para la cosecha del agricultor son notables. Entre ellas destacan la mejora de la calidad del cultivo, la conservación del suelo y el entorno de la planta principal, entre otras.